El cloro cumple básicamente la funciona de oxidante-desinfectante protegiendo la calidad del agua y la aparición de agentes microbianos.

La cantidad utilizada para dicha función tiene que ser medida ya que el abuso del mismo puede generar problemas en los usuarios.
Uno de los problemas mas comunes detectados por el abuso o mal uso del cloro son los problemas respiratorios e irritaciones.
El cloro si bien es un método efectivo y uno de los más utilizados debe respetar ciertas normas a la hora de su uso.