Si lo que queremos realmente es disfrutar de nuestra piscina no solamente en verano, debemos efectuar una correcta climatización de la misma.

Para comenzar debemos seleccionar una correcta cubierta para piscina, la cual lograra protegerla del viento la lluvia y la nieve. Para ello debemos optar por una cubierta para piscinas que ofrezca un correcto hermetismo, en la línea cubiertas altas encontramos muchos modelos con estas prestaciones como pueden ser las telescópicas o modulares que además de protegerla de agentes externos mantienen el calor solar dentro del recinto sin perdidas de temperaturas.

Dentro del recinto generado para cubrir nuestra piscina, la luz solar debe de ingresar sin problemas, calentando el ambiente, es este calor el que debe quedarse dentro, sin fugas de temperatura, este efecto denominado invernadero es sin duda una característica determinante a la hora de seleccionar una cubierta para nuestra piscina.

Esta característica de mantener la temperatura dentro del cobertor se resume en un ahorro de energía a la hora de la climatización de la piscina.

La hermeticidad de la estructura y las propiedades de los materiales son sin lugar a duda las características esenciales a la hora de seleccionar el modelo.

Con respecto a la climatización en si, existen varios métodos para hacerlo pero siempre consulte con un profesional.
En primer lugar es importante la utilización de deshumidificador para reducir la humedad dentro del recinto, el vapor de agua generado por la condensación puede atentar contra su salud del usuario y el mobiliario instalado.

El método más convencional es la utilización de una bomba de calor, también es uno de los más económicos, el costo del equipo varia dependiendo el volumen de agua que desea aclimatar, pero su consumo puede oscilar entre los 2 y 4 euros diarios.
Con respecto a otro método eficaz y económico, se recomienda la energía solar, este sistema consiste en calentar el agua utilizando la energía solar mediante paneles colocados en el tejado o techo de la casa.

Este método es efectivo y limpio, si bien puede parecer un tanto costoso al principio, al ser una energía renovable la amortización del mismo es prácticamente inmediata.

De todas maneras debe consultar con un profesional ya que depende directamente de las condiciones de la piscina, tamaño del vaso, tipo de cubierta y prestaciones, en base a estas variables se seleccionara el método más eficaz para su aclimatación. Existen muchos casos donde se debe de optar por más de un método para aclimatar.

Sumado a esto existen normas de seguridad y calidad que tendrá que respetar para poder disfrutar de su piscina todo el año sin problemas.